Abel Suárez, la vista puesta en el progreso

Abel durante un entrenamiento. Foto www.tenerifedeportivo.com

Abel durante un entrenamiento. Foto http://www.tenerifedeportivo.com

Segundo refuerzo invernal del C.D. Leganés tras la llegada de Queco Piña. Se trata del centrocampista Abel Suárez, que llega al conjunto pepinero cedido por el Tenerife tras haber jugado el primer tramo de la temporada en el Noja.

Abel Miguel Suárez Torres, natural de Puerto del Rosario (Fuerteventura) dio sus primeras patadas a un balón en el C.D. Fabelo y posteriormente en el C.D. Herbania, antes de firmar por el Villarreal juvenil, tras ser ojeado en el campeonato de Canarias de 2007. Después de una campaña en la que no logró gozar de mucha continuidad y tampoco contar para su técnico en el segundo año de juvenil decide volver a las Islas Canarias para formar parte de las categorías inferiores del C.D. Tenerife.

Allí coincide en el Juvenil División de Honor con otro ex pepinero, Jesús Álvaro, en una temporada en la que terminarían ganando la liga y jugando la Copa de Campeones donde son eliminados por el Barcelona de los Dos Santos, Bartra o Montoya, y empatar con el Athletic,  con un doblete de Jon Etxaniz, jugador actualmente del Barakaldo. Más meritorio fue su participación en la Copa del Rey del mismo año donde tras eliminar al Real Madrid y al Deportivo de La Coruña, el Sevilla rompe los sueños al conjunto de Abel Suarez a las puertas de la final.También es seleccionado para el campeonato juvenil de selecciones autonómicas por Canarias. En total juega 36 partidos entre todas las competiciones (Liga, Copa de Campeones y Copa del Rey) solo faltando a dos encuentros por sanción.

Al año siguiente, su último juvenil, solo pueden ser subcampeones por detrás del Las Palmas y caer en 1/8 de la Copa del Rey ante el Atlético de Madrid. También empieza a aparecer en el Tenerife “C” mientras alternaba con el juvenil. Esa temporada acaba con 37 encuentros disputados, 23 en Juvenil (21 ligueros y 2 de Copa del Rey) y 14 en Preferente. En la 2010/2011 pasaría definitivamente al segundo final tinerfeño tras acabar su etapa de juvenil, pero con el tiempo ascendería al “B”, acabando la temporada con 27 partidos jugados, 24 con el C y 3 con el B e incluso perdiendo una eliminatoria de ascenso ante el Sestao. Sin embargo, para Abel sería una temporada para el recuerdo ya que debutaría con el primer equipo del Tenerife en Segunda División en la última jornada ante el Las Palmas en el derbi canario de la mano de David Amaral.

La siguiente temporada ya se instala como miembro de pleno derecho en la disciplina chicharrera, a pesar de no contar demasiado para los tres técnicos que tuvo, termina jugando seis partidos de liga y uno de playoff de ascenso ante la Ponferradina, a la postre equipo que subiría de categoría. El pasado año comenzaría de la misma forma, con la confianza de Álvaro Cervera pero que tras el mercado invernal salió cedido al Guijuelo como compensación del traspaso de Ochoa del club chacinero al chicharrero. Tras jugar seis encuentros ligueros y uno copero con el Tenerife, en la ciudad salmantina encuentra más regularidad jugando once encuentros y salvando al equipo a una jornada para finalizar la liga. También le dio tiempo a conocer Butarque, aunque fuera breve, ya que a los 25 minutos tuvo que retirarse lesionado por un codazo que le supuso 11 puntos en la cabeza y una derrota por cinco goles a uno.

Esta temporada con el ascenso del Tenerife a Segunda División tuvo que salir cedido al Noja, donde los problemas económicos le han obligado a buscar cobijo en el C.D. Leganés. Hasta entonces ha jugado 19 partidos con el conjunto cántabro en los que ha metido cuatro goles, tres de ellos de cabeza y uno con su pierna zurda.

Con la incorporación de Abel Suárez, el Leganés tapa la baja de Jorge Alonso y se refuerza con un jugador de alta talla (1’88), buen desplazamiento en largo, que juega muy bien al primer toque siempre con vocación ofensiva. También destaca por su juego aéreo y su llegada al área rival desde la segunda línea, siendo un jugador muy complementario al otro compañero que actúa en su posición, Javi Eraso.