La campanada del Lega es Szymanowski

Alexander celebrando un gol con Chuli. Foto: http://huelvabuenasnoticias.com

Alexander celebrando un gol con Chuli. Foto: http://huelvabuenasnoticias.com

Tras rescindir con el Brøndby el contrato que unía a ambas partes, el futbolista argentino recalará en la entidad pepinera las dos próximas temporadas.

Sigue leyendo

Anuncios

45 minutos de superioridad


Una gran primera parte le bastó al Leganés para llevarse los tres puntos. Al descanso ya ganaban por 0-3 y ni el gol local en los instantes puso en apuros a los de Miguel Rivera. Con esta victoria cierran la primera vuelta con 36 puntos en segunda posición.

No hubo dudas a pesar del terrible arbitraje que sufrieron ayer ambos equipos. Los dos conjuntos se tantearon en los primeros minutos disfrutando de varias ocasiones pero fue el Leganés el primero en golpear. Tonino colgó un libre directo desde la parte derecha y Bayón (imagen) se elevaba para rematar de cabeza a la red el primer gol de encuentro.

El tanto cayó como una losa para los locales y quince minutos después Tonino se encargó de cortar de raíz la ilusión de llevarse algún resultado positivo ayer. Un gran pase de Nakor al hueco fue aprovechado por el veloz extremo, que con una precisa vaselina, ante la salida de Fuentes, marcaba el segundo.

Y para acabar una la mejor primera parte del equipo en esta primera vuelta, Mikel Arruabarrena no quiso faltar a su cita con el gol. En un jugada de pundonor por parte de Nakor, robó el balón y calcó la jugada del gol anterior solo que esta vez fue el tolosarra el que la aprovechó, consiguiendo su octavo gol en las últimas ocho jornadas donde solo ante el Pontevedra se quedó sin sacar su fusil.

A pesar de ello, los jugadores pacenses sacaron su orgullo y en la segunda mitad buscaron con mayor intensidad la portería de Rubén Falcón sobre todo en los pies de Torres. El Leganés se dedicó a controlar el resultado y a salir rápidamente en pocos toques a la contra, ahí entraron en juego Ferrán Tacón y Tonino quienes dispusieron de las mejores ocasiones, al igual que Guille, quién en una jugada de tiralíneas de los visitantes pudo estrenarse como goleador.

En la recta final, el Cerro pudo recortar distancias merced a un libre indirecto dentro del área, pero tuvo que ser Torres quien tuvo la recompensa a todo el trabajo del encuentro quien marcara con un disparo cruzado ante el que Falcón no pudo hacer nada.

La victoria le hace ganar dos puestos al Leganés, pasando a la Universidad de Las Palmas que había adelantado su partido antes de esta jornada y al Celta “B” que empató con el Montañeros. Por la parte local, la derrota los mantiene en puestos de descenso a la espera de conocer el paradero del equipo en los próximos días.

Ficha técnica:

A.D. Cerro de Reyes: Fuentes; Rubén, Kevin, Juan Carlos, Gorka; Patri (Gonzalo, 73), Fran Miranda, Stoeten, Jorge Zafra; Golo y Torres

C.D. Leganés: Falcón; Martín Ortega, Mario, Bayón, Antelo; Zazo, Guille (Oscar García, 77), Tonino, Ferrán Tacón (Guzmán, 84); Nakor (Tetteh, 62) y Arruabarrena

Árbitro: Rafael Ismael Pino Blanco. Colegio andaluz. Amonestó a los locales Zafra, Stoeten, Patricio y Gorka. Por parte visitante amonestó a Bayón, Guille y Jonay.

Goles:

0-1: Minuto 18. Bayón de cabeza.

0-2: Minuto 32. Tonino de vaselina.

0-3: Minuto 41. Arruabarrena de tiro cruzado.

1-3: Minuto 92. Torres de preciso zurdazo.

Estadio: José Pache, unos 400 aficionados con varios de ellos pepineros.

A partir del minuto 21:30 se pueden ver los goles aquí.

2011: El año del ascenso

Comienza el nuevo año y se cierra la primera vuelta del campeonato. Los de Miguel Rivera viajan a Badajoz para enfrentarse al Cerro de Reyes en un partido con dos ilusiones enfrentadas. Los pacenses sumergidos en problemas de cobros de nóminas y en zona de descenso intentarán salvar la temporada mientras que los pepineros saben que una derrota les podría alejar de los puestos de play off.

La directiva del club de Badajoz volverá a ofrecer a sus aficionados una jornada de puertas abiertas para el partido ante el Leganés. Podría ser la última vez que se abrieran ya que los jugadores extremeños están viviendo una situación de retraso en el pago de sus nóminas, como también vivió el que es su rival de mañana, el C.D. Leganés.

Pero habrá partido, habrá gente en las gradas tanto de Badajoz como de Leganés para ver un partido de desigualdades. Los pepineros no olvidan la derrota de la temporada anterior, en su primera y única visita hasta ahora del feudo del Cerro de Reyes, en la que cayeron con un estrepitoso cuatro a uno cuando estaban en idénticas situaciones.

Las cosas han cambiado mucho desde entonces, sobre todo en la parcela madrileña, ya que solo dos sobrevivientes de esa derrota podrían tomarse la revancha mañana. Uno de ellos, Chupe, vuelve a la convocatoria tras superar sus problemas en el pubis, a él se le suman Tonino y Jonay, totalmente recuperados de sus lesiones. Por contra serán baja Jonatán Valle y Antelo, el cántabro por su parte se perderá el primero de los tres partidos que el comité de competición le ha puesto. Finalmente tampoco se podrá contar con Povedano, Pedro Hernández y Azcárate por lo que es más que probable que Martín Ortega vuelva al lateral derecho.

Tras los últimos pinchazos sufridos, no ganar mañana en el José Pache supondría un pequeño contratiempo para los hombres de Miguel Rivera que verían seguramente incrementada su distancia con los puestos altos de la clasificación y sería una mala forma de comenzar el año en el que se han depositado tantas ilusiones.

A.D. Cerro de Reyes: Fuentes; Pereyra, Juan Carlos, Parra, Kevin; Rubén, Fran, Steoten, Patri; Golo y Juanma.

C.D. Leganés: Falcón; Martín Ortega, Mario, Bayón, Jonay; Zazo, Tetteh, Tonino, Ferrán Tacón; Nakor y Arruabarrena.

Árbitro: Rafael Ismael Pino Blanco. Colegio andaluz.

Estadio: José Pache.

Hora: 12:00.

[INOCENTADA]Alfredo, nuevo entrenador


Como se suele decir, a perro flaco todo son pulgas, hoy el Leganés ha anunciado otra baja. Miguel Rivera deberá dejar el banquillo del C.D. Leganés debido a un problema en su corazón. Paco Belmonte ha confiado en un hombre de la casa, el hasta ayer tercer entrenador del C.A. Osasuna y mano derecha de Camacho, Alfredo Sánchez Benito.

Era cuestión de tiempo que Miguel Rivera o cualquier otro componente del cuerpo técnico también cayeran en la enfermería, pero no esperábamos que tuviera que ser tan grave como para no volver a pisar el césped de Butarque. Aconsejado por lo médicos, el técnico malagueño ha decidido dejar los banquillos momentáneamente y hasta final de temporada vistos los resultados de los exámenes médicos.

El antiguo entrenador del Leganés dijo en su despedida que “lucharé por volver a dirigir a este club” y que “si a final de temporada conseguimos el ansiado ascenso, también me bañaré en la fuente, porqué yo también he participado”. Para acabar dio muestras de esperanza de que “lucharé contra esta enfermedad para volver a los banquillos” pero sabe que “me enfrento al partido más difícil de mi vida” y abandonó la sala de prensa del equipo pepinero “deseando mucha suerte a Alfredo” nuevo ocupante del banquillo pepinero.

Uno de sus compañeros, el doctor García, empleado del club, comentaba que las dolencias que presentó Miguel Rivera empezaron a ser más constantes a raíz de la victoria “in-extremis” ante el Coruxo y que terminaron fatalmente en el último partido ante el Deportivo “B” con el empate de Jona en el 82. “En ese momento vi que Miguel no estaba bien, el resoplido con el que entró en sala de prensa fue mucho mayor y preocupante que en muchos de los anteriores partidos jugados en Butarque”, comentaba el especialista médico del club pepinero. Pero aseguró que “la enfermedad no es crónica, con un buen tratamiento en unos cuantos meses podría incluso a volver a sentarse en un banquillo” y no dudó en afirmar que “será nuestro entrenador en Segunda División, lo tengo clarísimo”.

En sala de prensa también se encontraban la presidenta Maria Victoria, así como su marido y máximo accionista del club, los cuales al igual que el director deportivo Paco Belmonte, desearon al técnico malacitano una pronta recuperación para su vuelta a los banquillos.

La baja de Rivera trastoca los planes de la familia Moreno y Paco Belmonte ya que habían confiado toda su suerte al ex entrenador del Caravaca. Por eso el director deportivo se ha movido rápido para intentar suplir la importante baja de Rivera y ha llegado a un acuerdo con Osasuna para que Alfredo deje de ser el tercer entrenador “momentáneamente” de los rojillos y ocupe los banquillos del club que le dio la oportunidad de ser futbolista, hasta final de temporada.

Será su primer gran reto en solitario y llega con la presión añadida de mejorar los registros que ha conseguido Rivera esta temporada. El nuevo entrenador pepinero no se lo pensó ante la llamada de Paco Belmonte ya que aseguro que “es un tren que puede que no vuelva a pasar y tenía que cogerlo” y ante la pregunta sobre el difícil reto al que se enfrenta no dudó en afirmar que “me veo totalmente capacitado”.

A pesar de no formar parte de la primera plantilla que consiguió el ascenso en el año 1993, se fundamentó en que “yo he vivido un ascenso con este club hace 17 años como jugador aunque formara parte del filial, ¿por qué no lo podría hacer esta vez como entrenador?”. Sabe que vuelve tras doce temporadas, en las que abandonó Butarque rumbo Osasuna, la que hasta ayer era su casa y de donde solo tiene palabras de agradecimiento ya que “me han formado como persona, como futbolista y como entrenador y les estoy muy agradecidos por darme la oportunidad de entrenar al otro equipo de mi corazón aunque solo sea durante seis meses”.

Acto seguido a la rueda de prensa, se ha vestido de corto y ha dirigido por primera vez el entrenamiento del equipo, un entrenamiento en el que no estaban Povedano y Pedro Hernández. Debido a problemas con la tramitación de su ficha como entrenador puede que el nuevo inquilino del banquillo pepinero no se pueda sentar en el José Pache ante el Cerro de Reyes por lo que Arévalo tomará las riendas de los pepineros en un partido que se presenta “harto complicado”.

Y van…


Parece que otro maldición sobrevuela Butarque: la maldición de los “gorrillas”. Remontandonos a años anteriores, si “el Pepinero” saltaba al campo, el Lega perdía seguro o más recientemente cuando Telemadrid televisa el partido, suele traer con ello un resultado no muy favorable. Ahora cada vez que el estadio tiene una buena entrada y una oportunidad de oro, el fracaso es rotundo.

Carnavales, domingo por la tarde, el Real Madrid se pone a dos puntos el sábado y el Barça visita el Calderón, desde el Club Deportivo Leganés, se regalan 4 entradas por socio, ¿alguien da más? Todo hacía presagiar una tarde mágica como las vividas la temporada anterior, con alrededor de 5.000 aficionados y a la media hora con una ligera ventaja ante un rival que parecía no tener mordiente.

Pero de los congregados en Butarque, solo una pequeña minoría de ellos (llamemosles socios o personas que acuden periodicamente al estadio), sabía que el 1-0 era un resultado muy malo para el Lega. Y así fue, nuevamente se volvieron a dar cita todos esos fáctores que unidos, hacen que la catastrofe se inicie en Butarque. El equipo no sentenció el partido con un segundo gol, el rival intenta gastar sus últimas balas ante la permisividad pepinera, el árbitro se suma a la fiesta con errores descompensados, una expulsión nos deja en inferioridad y Duque prefiere amarrar un punto.

Así fue, Zarandona a la calle por un codazo más de “Messi” que de “Cristiano” y minutos después un empate injusto. Puede que el tiempo le de la razón a Luis porqué ese punto puede ser oro el día de mañana, pero la imagen que dió en casa y ante tanto público al no ir a por el partido a raiz de la igualada visitante le hará mella. No puede ir contra natura en un día en que el Lega se jugaba muchisimo en casa y sobretodo no puede esconder a Nacho, porqué el melillense tenía mucho que ganar en los cinco o diez minutos que podría haber jugado y poco que perder.

De inicio se cargó al culpable del empate en casa del Sporting y de uno de los mayores culpables de gran parte de la grada por el mal juego: Negral. En su lugar dio entrada a Casquero, un jugador querido por un sector y que ahora vive su momento más dulce de la temporada. Dio gracias al cielo el jugador catalán de que los pacenses vinieran sin Enzo Noir, a especular con el empate y sobre todo di0 gracias por tener a su lado a un gran jugador como Postigo. Así, con esas premisas, Casquero no hizo olvidar a Negral en ningún momento y es más, más de uno se preguntaba donde estaba el ex de la Cultural.

El equipo sigue dividido por dos zonas del campo, los que atacan y los que defienden. El centro del campo ha pasado a ser inoperante, cuando el año pasado era uno de los pilares del equipo. Las opciones en ataque del Lega, son balones largos a la guerra que mantienen Quini y Juli cada semana o una jugada por banda en la que esperan los anteriores la gracia de que uno de los tres-cuatro defensas rivales esté poco hábil, para tener su oportunidad. Ahí es donde se ve la profundidad del equipo, Valleros, Zarandona o el que juegue en el centro no tienen la llegada del año pasado, no se incorporan a la zona de gol, lo que resta mucho poder ofensivo en los puñales que tenemos en ambas bandas. Recordemos los goles de Ivan al At. de Madrid “B” el pasado año, o los fortisimos disparos de “Valle”, ¿se les ha olvidado a ellos también?

Y como reza el título, y van ya muchisimas oportunidades malogradas del Leganés: el ascenso con el Jaen, la Copa con el Reus, la Copa Federación con el San Sebastián, otro empate ante un rival mucho más efectivo, otro partido donde el Lega no mata al rival… Y hoy, el volver a reenganchar a dos entes fundamentales del Leganés: su afición masiva al estadio y sentirse más cerca del playoff con los tres puntos. Así que dentro de dos semanas se volverá a ver lo de siempre, los 2.500 fieles seguidores intentando que su equipo consiga los tres puntos que lo lleven al playoff y van… ni se sabe ya cuantas veces…

El precio del poder

lega-cerro web

En otro partido partido desastroso, el Leganés cayó estrepitosamente ante un rival que hasta el día de ayer no conocía la victoria en las cinco primeras jornadas de liga. A pesar de la derrota, el equipo sigue en puestos de “playoff” al bajar dos posiciones y colocarse cuarto, a tres puntos del líder.

Dejando a un lado el análisis interno del desarrollo del partido, el Leganés volvió a desperdiciar una oportunidad de dejar bien claro a sus rivales que este año estarán entre los cuatro primeros clasificados a cualquier precio. Ayer volvió a dar la imagen de un equipo que va por rachas. Las buenas sensaciones mostradas en los tres primeros partidos de liga, que tras la derrota en Mareo, ha encadenado una racha de mal juego que le han llevado a perder dos de tres partidos que ha jugado.

Parece que la plantilla depende en gran parte de su afición ya que las dos derrotas han sido propiciadas en desplazamientos donde no ha habido presencia blanquiazul en las gradas. Pero si nos ceñimos a los partidos jugados en el Municipal de Butarque en las tres victorias ha tocado sufrir para llevarse los tres puntos al casillero, dicha afición marcó el “plus” que necesitó el equipo para venirse arriba y terminar por llevar el partido a su terreno.

Por eso “el precio del poder” de este equipo no solo radica en su afición, que una alta probabilidad sigue a su equipo por toda España para animarla y servir de apoyo en los momentos en los que no se siente cómodo, también radica en la fortaleza de un equipo, que este año ha perdido efectivos y antes las horas bajas que vive la tesosería blanquiazul no se han podido adquirir ese tipo de jugadores que en estos momentos de la temporada hubieran servido para dar un plus de competitividad y de calidad ante las bajas que está teniendo el conjunto pepinero.