La redención de Juanan

Juanan en un partido ante el Borussia Mönchengladbach. Foto: www.goal.com

Juanan en un partido ante el Borussia Mönchengladbach. Foto: http://www.goal.com

Tras rescindir su contrato con el Recreativo de Huelva, Juan Antonio González Fernández, Juanan, se compromete para la próxima temporada con el conjunto pepinero, con el objetivo de tapar las bajas en la parcela defensiva blanquiazul.

Sigue leyendo

Grandes gestas pepineras de plata

 

Alineación del C.D. Leganés que ganó en el Vicente Calderón. Foto: www.deportivoleganes.com

Alineación del C.D. Leganés que ganó en el Vicente Calderón. Foto: http://www.deportivoleganes.com

Doce temporadas lleva disputadas el C.D. Leganés en Segunda División. La última machada fuera de nuestro estadio fue ante el Betis, pero hubo varias precedentes.

Sigue leyendo

El Lega, todo un villano ante el Castilla

Los jugadores posando con el trofeo de campeones. Foto www.deportivoleganes.com

Los jugadores posando con el trofeo de campeones. Foto http://www.deportivoleganes.com

Venció y convenció el Leganés en su torneo veraniego tras golear al Castilla por cuatro goles a uno. Fran Moreno, Ruben Peña, Alain Eizmendi y Luis Ruiz hicieron vano el tanto del finés Markkanen.
Sigue leyendo

Borja Lázaro, debut esperado en Segunda

Borja Lázaro en un partido con el Sporting "B". Foto Marcos León (La Nueva España)

Borja Lázaro en un partido con el Sporting “B”. Foto Marcos León (La Nueva España)

El Leganés ha oficializado hoy su segundo fichaje de la temporada tras la “incorporación” de Martín Mantovani. Se trata de Borja Lázaro, delantero madrileño proveniente del Almería “B”, donde ayudó al club andaluz a eludir el descenso a Tercera.
Sigue leyendo

Alarma en la cabina

Velasco pugna con varios jugadores del Atlético. Foto: Javi Carrasco

Velasco pugna con varios jugadores del Atlético. Foto: Javi Carrasco

Se acabó la racha del Leganés tras diez jornadas sin conocer la derrota. Dani Aquino ajustició al Leganés con un gol de falta que cortaba la gran racha de Dani Barrio, pero que sigue dejando a los pepineros en lo más alto de la tabla.

Desde que cogió el liderato en Cuenca, el mal de alturas que está sufriendo el Leganés está siendo considerable. Un equipo que iba como un avión, solo se ganó al Huesca (seamos críticos, con toda nuestra suerte de cara) y de los últimos tres partidos en la primera posición el bagaje es claro, dos puntos de nueve posibles sin anotar ningún tanto en ellos. Con este botín, el Lega no ha conseguido distanciar a sus rivales, si no que los ha acercado mucho más y ya tiene el aliento del Sestao River en el cogote. Pero la situación no es crítica, desde la cabina y a pesar de todos los inconvenientes se sabe que se sigue dependiendo de si mismo y sus rivales no estarán demasiado contentos ya que apenas le han recortado un punto, el filial canario perdió otra oportunidad de recuperar el liderato.

El toque de atención debería de venir arriba, donde ayer tras la baja de Fran Moreno, la responsabilidad goleadora caía en Carlos Álvarez y el liderazgo de echarse el equipo a la espalda en  Álvaro García. El “Guaje” pasó inédito porqué su mejor socio no estaba en el campo y se encontró demasiado desasistido por su compañeros, a ello hay que añadir que la pegada que Rubén Rivera podría aportar al equipo de Asier Garitano sigue esperándose a falta de dos meses para acabar la competición. Lo del extremo del de La Romana es digno de ser estudiado por Iker Jiménez, un futbolista que no termina de encontrar su juego y su participación se reduce al balón parado. En el otro lado de la moneda, la influencia de Carlos Martínez por esa banda en veinte minutos fue más incisiva y la grada de Butarque no olvida a uno de sus grandes ídolos, que lo reclaman de vuelta al once titular.

No fue injusta la derrota del Leganés, dejando a un lado la falta previa al gol atlético y la pérdida de tiempo total que se formó en los minutos finales, pero tampoco hubiera sido justa la victoria de los pepineros que solo inquietaron a Bono con un disparo al palo de Abel. Mena se cobró su primera victoria como entrenador del filial y maniató cuando pudo al Leganés, sobre todo en el tramo final, donde la defensa de tres que propuso Asier Garitano apenas le incomodó, trasladando a Ndoye al lateral derecho para que no quitara ojo del mencionado Carlos Martínez, que pudo haber puesto patas arriba el encuentro.

Lo único que no se puede echar en cara a este equipo es la tenacidad con la que lucha los partidos. Todos los partidos que ha perdido hasta la fecha (siete en total) han sido por la mínima, haciendo sudar la gota gorda al rival que como ayer, celebró los tres puntos conseguidos como si de una final se tratara. Pero no hay que alamarse, quedan siete “finales”, cuatro en casa y tres fuera, donde es fundamental que Butarque siga siendo ese fortín donde sumar más de un punto debe de ser una quimera para el rival. Lo más inmediato es el Real Madrid “C” anclado en la mitad de la tabla, volverá a presentarse un partido para despegar de nuevo ante una situación difícil que se le presenta.

El “Lega” noquea a su rival con una devastadora pegada

Velasco celebrando un gon con Mantovani y Carlos De La Vega. Foto: Vanesa Corchado

Velasco celebrando un gol con Mantovani y Carlos De La Vega. Foto: Vanesa Corchado

Festín de goles ayer en Valdebebas. Los pepineros ganaron por cuatro goles a dos al Real Madrid C. Velasco con dos, Paco Candela y Carlos Álvarez marcaron para los visitantes y Mariano y Bruno para los locales.

El Leganés, ese púgil sobrado de calidad, creyente en si mismo y que solo un mal día le convierte en su peor enemigo. Ayer se medía a un rival al que le gustan los golpes, venir de cara e intentar tirar al rival con más fuerza que la suya. No sirvió. En ese intercambio de golpes (o goles), la pegada del equipo blanquiazul fue devastadora.

Atrás Dani Barrio defendía con fuertes puños los primeros ataques blancos. Acto seguido, Paco Candela, el hombre de moda del conjunto de Asier Garitano, cogía con la guardia baja a la defensa local y a la salida de un córner marcaba de cabeza el primero de la tarde.

Primera caída a la lona, pero el rival no se iba a rendir tan rápido. Minutos después, un balón largo de Joel a la espalda de la zaga pepinera era rescatado por Mariano que definía perfectamente ante la salida del guardameta asturiano del Leganés. Uno a uno y el combate seguía.

Antes de que acabara el primer asalto los pepineros asestaron un terrible golpe a la escuadra de José Manuel Díaz. Velasco lanzaba un obús imposible a la escuadra, que devolvía la ventaja en el marcador a los suyos. Un mazazo mental de cara al último asalto que quedaba por disputarse.

Nada más comenzar la segunda parte, esa que siempre coincidía con una relajación de la escuadra blanquiazul, la fría mentalidad con la que estaban llevando la manija del encuentro de la mano de Fran Moreno, se convirtió en una rápida presión que acabó un robo de Álvaro García, pase a Javi Eraso, que viendo como Carlos Álvarez se colaba por su espalda, le cedía el balón para que hiciera el tercero del Leganés. Otro golpe directo que encajaban los merengues y veían más lejos sacar algo de provecho.

Sobre todo porqué dos minutos después, otro córner era rematado solo en el segundo palo por Fernando Velasco nuevamente, llevando definitivamente al KO a su rival y dejando el resultado en un 1-4 que de no ser por un despiste defensivo que acabó en el gol de Bruno, el partido no se hubiera decidido por decisión unánime de los jueces.

Salvado el escollo de la Copa, la racha de derrotas y el carrusel de bajas, el Leganés empieza a reencontrarse con su mejor juego, ese que le llevó en las primeras jornadas a “luchar con los mejores” y que ahora, poco a poco, golpe a golpe, está volviendolo a hacer posible.