El Lega pagó cara su osadía

Los jugadores durante el partido. Foto: Alberto Madera

Los jugadores durante el partido. Foto: Alberto Madera

Dura derrota (3-2) del Leganés en Lezama que vio como el filial bilbaino le remontaba el partido en los instantes finales. Marcaron Guillermo, Jonxa y Barco para los locales y Santamaría y Carlos Martínez para los visitantes.

Es difícil buscarle una explicación (más allá de los errores puntuales que costaron los goles) de la derrota del Leganés en Lezama ante el Bilbao Athletic. Sobre todo porqué hasta el minuto 73 el Leganés dominaba por 1-2 y ya había avisado de que podía cerrar el partido con un tercer gol.

Se anunció en la previa que los pepineros se enfrentarían al rival más complicado del grupo y no defraudaron los “cachorros”. Bien es cierto que el Leganés llevaba la iniciativa del encuentro y Velasco, Carlos Martínez y Fran Moreno avisaron de que darían guerra para llevarse los tres puntos. A la cuarta, Santamaría aprovechaba un balón suelto a la salida de un córner para llevar el primero al marcador.

En la primera de los bilbaínos, un centro desde banda derecha era cabeceado por Guillermo en el punto de penalti, ajustándolo al palo contrario para llevar las tablas al marcador. El gol no descentró a los pepineros que volvieron a poner en apuros a Kepa, con un remate de Santamaría, un tiro de Dani Gómez y otro de Carlos Martínez que despejaba como podía antes del descanso.

En la reanudación los de Asier Garitano salieron con la misma intensidad, tratando de que se jugara lo más lejos de la meta de Dani Barrio y con una presión que ahogaba el juego rojiblanco. Fruto de su buen trabajo, Carlos Martínez se sacó un disparo de falta directa desde el borde del área que se colaba magistralmente en la puerta de Kepa anotando el 1-2.

A partir de ahí el Leganés manejó a su rival y Fran Moreno pudo haber llevado la tranquilidad a los blanquiazules pero no estuvo afortunado la tarde de ayer. En cuanto al Leganés le empezaron a pesar las piernas recuperó el control del encuentro, volvió a aprovecharse de un error visitante para que Guillermo se fajara de Dani Gómez y sirviera el empate a dos a Jonxa.

No acabaría ahí la cosa. Los madrileños presa ya del cansancio, no llevaron el partido al que no se jugase a nada, y de nuevo su osadía para llevarse los tres puntos le condenó porqué en una contra en el minuto 87 de nuevo Guillermo asistía a su compañero Barco que con un remate de tacón en el primer palo batía por bajo a Dani Barrio llevando el delirio a la grada de Lezama con una gran remontada.

Con esta derrota los pepineros salen de los puestos de playoff pero cierran una gran primera vuelta que les sitúa en la pomada de equipos aspirantes. Para 2014 se avecina un calendario a priori más asequible, ya que jugarán un partido más en casa, donde este equipo debe aspirar a todo ya que como se ha visto en estos 19 partidos, ningún equipo ha sido superior a él.

Eraso, el camino a la élite pasa por Leganés

Javi Eraso en un partido de playoff. Foto www.marca.com

Javi Eraso con la camiseta de Athletic. Foto http://www.marca.com

Cuarto refuerzo del conjunto pepinero en este mercado de fichajes. Se trata de Javier Eraso Goñi, centrocampista procedente del filial del Athletic de Bilbao, que firma por un año con opción a otro.

Pamplonica de nacimiento, criado en Tajonar y fabricado en Lezama. A la edad de cadete se trasladó a Bilbao para jugar en sus categorías inferiores. Ya como juvenil, en División de Honor, se vislumbraba a un jugadores excepcional, con un buen trato de balón y que además aportaba tanto en ataque como en defensa. A pesar de la irregular temporada del equipo (acabó 4º por detrás de Real Sociedad, Osasuna y Valladolid), sus intervenciones en el equipo de Arostegi, donde juega 28 partidos y marca 2 goles, le sirvieron para que la siguiente campaña jugara en el Basconia, el segundo filial del Athletic.

Comenzaba la temporada 2008/2009 en Tercera División con tan solo 18 años, donde termina jugando 20 partidos y anotando un gol. También alterna con el juvenil del Athletic, e incluso participa en algún partido de Copa del Rey de dicha categoría, en que a la postre los bilbainos serían subcampeones de España.

Terminada su época de formación, pasa al Bilbao Athletic ya con 19 años. A pesar de ser uno de los jugadores más jóvenes de la plantilla disputa 23 partidos en los que anota un gol. Al año siguiente, De la Fuente, el mismo entrenador del año anterior, no confía tanto en él y solo participa en 15 partidos, siendo solo tres son como titular, en los iguala el registro goleador del año anterior.

Pero todo cambia en la temporada 2011/2012 con la llegada de Ziganda al banquillo. Juega 31 partidos de liga y marca 5 goles siendo fundamental para la restructuración que se estaba llevando a cabo y que se culminaría al año siguiente. De nuevo dirigidos por “el Cuco”, la temporada pasada (2012/2013) se convierte en el tercer jugador más utilizado para él, jugando 37 partidos (35 de liga y 2 de playoff de ascenso) y marcando 5 goles que ayudaron al filial bilbaino a colarse en la lucha por el ascenso, aunque finalmente uno de esos goles no sirviera para eliminar al Huracán de Valencia.

Tras no contar con opciones de jugar en el primer equipo decide poner fin a su vinculación con “los leones” ya que no barajaba la opción de renovar para salir cedido. Su fichaje por el Leganés ha sorprendido a propios y extraños ya que destacan que es un jugador de superior categoría que bien podría haber acabado en un Alavés o Eibar en Segunda División.

El nuevo jugador pepinero se define por ser un gran trabajador en la medular del centro del campo que no está exento de calidad. Defensivamente es un gran recuperador de balones, que no se priva de lanzar a su equipo al ataque, siendo un excelente llegador desde la segunda línea que reporta un número considerable de goles.