Dos puntos vuelan de Butarque

Tonino sufre la entrada de un rival. Foto Vanesa Corchado

El Leganés no pudo pasar del empate a uno con un Alcalá que tras la expulsión de Gorka dio el punto por bueno. Marcó Tonino al filo del descanso y en la reanudación el propio Gorka empataba de cabeza.

Primer derbi madrileño de la temporada para los locales que tenían a Rubén Navarro y Marco Navas, las dos últimas incorporaciones de los pepineros como únicas ausencias, y que seguramente buena falta les habría hecho al técnico blanquiazul. Por parte visitante la baja de Plata fue suplida por Rodri y la de Alexander, que se quedó en el banquillo por unas molestias, por Garci.

En los primeros minutos el Lega llevaba el ritmo del encuentro pero no terminaba de tener ocasiones claras. Sus hombres más creativos empezaban a entenderse y los laterales comenzaban a incorporarse por los costados. Del izquierdo nació una buena jugada que acabó con un pase de Alcántara al punto de penalti que no encontró destinatario. Tonino en una contra volví a fallar en la entrega y esta vez era Vicente quién no llegaba a su centro.

Los complutenses comenzaron a despertarse y usaron el balón parado como su principal arma contra los pepineros con Javi Vicente y Rodri como los máximos peligros para la meta de Falcón. Pero justo al filo del descanso Tonino hizo saltar a Butarque poniendo el balón lejos del alcance de Juancho y dando la ventaja momentánea a los locales.

En los segundos 45 minutos el Leganés incurrió en un error que le puede costar muchos puntos: no matar el partido. Javi Vicente avisó con otro disparo de falta, pero a la segunda no erró y puso el balón en la cabeza de Gorka, que había sustituido a Miguel Ramos, para hacer la igualada. El partido volvió a equilibrarse y tanto Juancho como Falcón tuvieron que empezar a aparecer hasta que en una jugada tonta el árbitro decidió expulsar a delantero visitante mientras pugnaba con Mario antes de la salida de un córner.

A partir de ahí, Miguel Álvarez se la jugó y dio entrada a Rida y Chupe para intentar ponerle una marcha más al partido, sin embargo solo Llamas inquietó la portería alcalaína con un disparo que se fue muy desviado. Los complutenses se dedicaron a juntar las líneas y a que los pepineros incurrieran una y otra vez en el fuera de juego. Solo una vez les salió mal el planteamiento defensivo y dejaron solo a Iván Díaz, quién estrelló su remate en el palo. El posterior rechace lo recogió Tonino quién pensó demasiado y su remate fue sacado en la misma línea de gol, quedándose sin tiempo para dejar los tres puntos en Butarque.

Con este empate y los resultados dados en el grupo casi nada cambia, los leganenses siguen en séptima posición con cinco puntos a dos del liderato y con otro calendario apretado por delante. El miércoles la segunda ronda de Copa del Rey en L’Hospitalet y cuatro días después en Vecindario en el partido de la cuarta jornada de liga.

Ficha técnica:

C.D. Leganés: Falcón; Llamas, Mario, Azcárate, Alcántara; Vicente (Rida, 69), Iván Díaz, Tonino, De Lerma; Víctor y Aridane (Chupe, 69).

R.S.D. Alcalá: Juancho; Cerrudo, Javi Díaz (Toni Miguel, 89), Dani Torres, Iván Romero; Iker Rodellar, Oscar Quesada, Javi Vicente, Garci (Alexander, 70), Rodri y Miguel Ramos (Gorka, 55).

Árbitro: Sr. Ceballos Silva, del colegio extremeño. Mostró cartulinas amarillas a los locales De Lerma, Mario y Rida y por parte visitante Díaz y Gorka en dos ocasiones.

Goles:

Min 45; 1-0. Tonino con pierna derecha.

Min 61; 1-1. Gorka de cabeza.

Estadio: Butarque, unos 2.200 espectadores.

Una tormenta arrasa Butarque

Primera derrota en casa del C.D. Leganés en la presente temporada que se vio superado por un Alcalá mucho más centrado en el terreno de juego, mientras que la afición terminó cargando contra el director deportivo, Paco Belmonte.

Dos caras distintas con las que empezaron y acabaron los de Rafa Muñoz el encuentro. Los primeros minutos fueron los mejores del nuevo técnico en su breve andadura por la ciudad madrileña. Jónatan Valle empezaba a coger protagonismo y sus corners eran auténticas ocasiones de peligro. Pero fue intercambiarse los papeles y llegar el primer gol blanquiazul. Era Ferrán Tacón quién con un centro desde banda izquierda encontraba al cántabro quien se revolvía en el área y con un zurdazo daba la ventaja a los locales.

El Alcalá no se amilanó y tanto Miguel Ramos como Mateo empezaron a avisar a Falcón que la tarde no iba a ser placentera para el portero aragonés. Sobre todo por qué un mal control de Edu Ramos al recibir un saque de puerta, acabó con un robo por parte visitante, Jacobo lanzó un potente chut que el guardameta local no atajó y la pelota quedó muerta para que Quesada marcara el empate. Así acababan los primeros 45 minutos, donde la grada se temía lo peor y comenzaban a llegar los pitos.

Y fue cuestión de tiempo de que las cosas se torcieran. En el minuto 56, Jacobo, el mejor jugador del partido, realizó una gran jugada por banda derecha y lanzó un certero disparo ante el que nada pudo hacer Rubén Falcón y ponía en ventaja a los alcalaínos. El Leganés despertó y comenzó a crear ocasiones pero la suerte no estaba de su lado.

Zazo a la media vuelta avisaba, Ortega lo mandaba por encima de la meta visitante, Nakor no acertaba tras una gran dejada de Arruabarrena primero y luego su remate de cabeza era atajado sin problemas por Juancho, Ferrán se estrellaba contra el palo tras un gran balón largo de Mario. Todo ello en poco más de quince minutos donde el Leganés pudo haber cambiado el devenir del encuentro.

Pero apareció Mateo, quien a trompicones se llevó un balón y consiguió batir por bajo al portero pepinero, llevando el 1-3 al marcador y despertando definitivamente a la afición, quien volvió toda su ira hacia el palco. A pesar de ello, el equipo nunca bajó los brazos y tanto Zazo como Arru, que estrelló otro balón en el palo, intentaron la heroica, que llegó demasiado tarde con el gol de Nakor en el descuento. En la última jugada del encuentro el árbitro anuló el tanto del empate a los pepineros por falta de Zazo sobre Juancho, privando así al Leganés de  mantener su opción de invicto en el feudo de Butarque.

La próxima semana vuelve el fútbol a Butarque con la visita del filial del Getafe en un derby descafeinado pero que para los intereses pepineros resulta fundamental volver a reenganchar a su afición ganando al equipo vecino en un partido que prácticamente clasificado de “alto riesgo”.

Ficha técnica:

C.D. Leganés: Falcón; Martín Ortega, Mario, Pedro Hernández, Jonay (Felipe, 87); Edu Ramos (Guille, 67), Zazo, Ferrán Tacón, Tonino (Nakor, 57); Jonatán Valle y Arruabarrena.

R.S.D. Alcalá: Juancho, Juani, Julio, Albarrán, Dani Torres; Quesada, Juan Díaz, Mateo, Jaime Moreno (Joselu, 30); Jacobo (Iván García, 85) y Miguel Ramos (Moya, 70).

Árbitro: Sr. Ripoll Solano-Sebastián, del colegio balear. Mostró cartulinas amarillas a los locales Edu Ramos, Zazo y Pedro Hernández y a los visitantes Juancho, Albarrán y Quesada.

Goles:

Min 11: 1-0. Jónatan Valle dentro del área.

Min 38: 1-1. Quesada tras un rechace de Falcón.

Min 56: 1-2. Jacobo de potente zurdazo.

Min 83: 1-3. Mateo por debajo de las piernas de Falcón.

Min 93: 2-3. Nakor con pie derecho.

Estadio: Butarque, unos 2.800 espectadores.

Como un cohete

Cuarta victoria consecutiva de los hombres de Miguel Rivera, esta vez al derrotar por cero goles a tres en el derby ante al Alcalá. Arruabarrena por dos veces y Tetteh con un sensacional disparo no dieron opción a los locales que caen a puestos de descenso mientras los pepineros lideran en solitario la clasificación.

Parece que le cuesta salir a plantear los partidos fuera de casa al conjunto pepinero. Ya se vió en Cuenca como los primeros instantes el nivel de ambos equipos está practicamente al mismo nivel. A partir de ahí el Lega encuentra su ritmo y marca el primero. Jugada de pizarra, corner al segundo palo, tocado al área pequeña y Tonino con un sutil taconazo deja el balón en boca de gol para que Arruabarrena fusile con la caña.

A partir de ahí, en una jugada en la que la viveza alcalaína pilla despistada a la defensa pepinera Jacobo pudo empatar pero su disparo fue sacado magistralmente por Rubén Falcón. Ahí murió la primera parte, una en la que Tonino y Ferrán Tacón ya habían dejado su carta de presentación y que sería definitiva en los segundos 45 minutos.

Y poco tardaron en poner tierra de por medio los hombres de Miguel Rivera. Una buena jugada por banda derecha entre Pedro Hernández, Chupe y Tonino, acababa en los pies de este último que con un centro picado, buscaba la cabeza de Arruabarrena, nuevamente, para que marcara el segundo en su cuenta particular.

A partir de ahí y a raiz de la expulsión de Dani Torres el Leganés tomó el control del partido y solo en jugadas a balón parado parecía que los complutenses podían llevar algo de peligro. La entrada de Jonatán Valle volvió a revolucionar el encuentro y el mediapunta cántabro no cejó en su empeño de marcar su primer gol con la camiseta blanquiazul.

Pero el que si lo hizo fue Tetteh, el centrocampista cedido por el Granada lanzó un misilazo con el exterior de su pierna derecha a la escuadra de Juancho, ante que el que el guardameta alcalaíno no pudo hacer nada para que subiera el tercer gol al marcador.

De esta forma afronta el Leganés uno de los partidos de la temporada, el que le enfrentará mañana ante el Getafe “B” en el Colliseum Alfonso Pérez con algo más que el liderato en juego. Se volverá a jugar un derby ante el eterno rival aunque esta vez sea el derby de la vergüenza al tener que enfrentarnos a su filial.

Ficha técnica:

R.S.D. Alcalá: Juancho; Juani, Vilches, Dani Torres, Joselu: Oscar, Joaqui (Javi de Mesas, 55), Juan Díaz, Jacobo; Mateo (Roberto Izquierdo, 74) y Jaime Moreno (Miguel Ramos, 62).

C.D. Leganés: Falcón; Pedro Hernández, Mario, Azcárate, Jonay; Iván Díaz (Tetteh, 80), Zazo, Tonino (Martín Ortega, 63), Chupe (Jonatán Valle, 69), Ferrán Tacón y Arruabarrena.

Árbitro: Rafael Ruiz Bada. Comité: Cántabro. Amonestó a Juan Diaz, Joselu y a Dani Torres por parte local, a este último en dos ocasiones, siendo expulsado. Por parte visitante solo fue amonestado Mario.

Goles:

0-1: Minuto 33. Mikel Arruabarrena en el área pequeña.

0-2: Minuto 48. Mikel Arruabarrena de cabeza en el segundo palo.

0-3: Minuto 84. Tetteh, de potente disparo.

Estadio: Municipal del Val. Unos 1000 espectadores con una parte importante de seguidores pepineros.

Distintas sensaciones de derby

Visita el C.D. Leganés el Val con la mente puesta en colocarse líder en solitario de lograr la victoria. Por el otro lado, los alcalainos buscarán sus primeros puntos en la liga, así como sus primeros goles de esta temporada. Será el segundo de tres partidos en tierras madrileñas que jueguen los pepineros en menos de diez días.

Tras el tropiezo del Celta en casa ante el Coruxo los de Miguel Rivera afrontan el partido de mañana pensando en que si ganan comandarán la clasificación, una posición que no ostenta desde hace exactamente 38 jornadas, cuando en la cuarta jornada cayó en tierras gijonesas y perdió dicho liderato.

Para este partido el técnico andaluz contará con toda la plantilla a su disposición a excepción de Povedano y Diego por lesión y de Tanko y Dovetta por problemas burocráticos. Recupera totalmente a Bayón y Pedro Hernández después de la “lesión” de la picadura de la semana pasada. También volverá al once el venezolano Jonay tras cumplir su partido de sanción la semana pasada por lo que el técnico blanquiazul no variará demasiado su once con respecto al que ganó la semana pasada al Atlético de Madrid.

Por parte alcalaina su técnico Antonio Acosta podrá contar con los mismos jugadores que consiguieron el tercer 0-0 consecutivo la semana pasada ante el Getafe “B” y que intentarán que el Val sea testigo del primer gol de la presente temporada, en la que tampoco han encajado ningún gol, siendo el equipo más fuerte defensivamente del grupo. Habrá que tener especial atención en el delantero Jacobo, ex de la cantera atlética y que la pasada campaña jugó en tierras alcarrenas en las filas del Guadalajara.

Si nos ceñimos a la estadística los últimos tres enfrentamientos en 2ªB se han saldado con tres signos distintos siendo el último precedente el que se disputó el pasado año en pleno puente del Pilar en el que los pepineros no pudieron perforar la meta complutense a pesar de contar con un jugador más durante gran parte del juego.

De conseguir la victoria los pepineros abrirían una brecha de dos puntos con respecto al segundo clasificado y firmarían un pletórico pleno de victorias en los cuatro partidos disputados. Los del Henares buscarán dar la primera alegría a su afición en forma de gol o de una victoria que los alejara de los puestos bajos de la clasificación.

R.S.D. Alcalá: Juancho; Juani, Joselu, Dani Torres, Higinio; Joaqui, Mateo, Óscar Quesada, Javi; Miguel Ramos y Jacobo.

C.D. Leganés: Falcón; Pedro Hernández, Mario, Azcárate, Jonay; Iván Díaz, Zazo, Tonino, Chupe, Ferrán Tacón y Arruabarrena.

Árbitro: Rafael Ruiz Bada. Comité: Cántabro.

Estadio: Municipal del Val.

Hora: 12:00.

Radio: Radio Universitaria de Alcalá de Henares.

De ciencia ficción


Se dice que cada partido tiene una historia diferente y esta liga tiene 38 partidos, por lo que de nada nos sirve la pasada campaña y de todo lo que se hizo a día de hoy. El playoff no se alcanza tirando de un slogan o creyendonos superiores al resto de equipos, se tiene que demostrar día a día y demostrando la superioridad en el campo sobre el rival. Nos creemos que la pelicula siempre acaba con final feliz y que el protagonista llamado Leganés se terminará casando con la novial del playoff y que ultimamente hay un malo vestido de árbitro.

Pero dejando a un lado la polémica campaña de este año, centremonos en lo que el empate de ayer nos dejó. Bien es cierto que el Leganés lleva una racha en la que cada aficionado parece haber tenido un “déjà vu” en su cita bisemanal en Butarque porqué siempre sale pensando que ha visto la misma película. El guión: el equipo comienza ganando, pero un árbitro, una falta innecesaría nuestra o un gol en los últimos minutos priva a los pepineros de la victoria.

Ahí la culpa de que la historia se repita no es ni más ni menos de los jugadores de campo y de su entrenador. Ya está bien de utilizar “la técnica del avestruz” y meter la cabeza para obviar los problemas. Nos entra el miedo en las piernas y hacemos el acto reflejo de echarnos para atrás a aguantar un resultado, lo que son dos partes fundamentales de lo que todo el mundo conoce como “miedo”.

Han pasado casi 17 años desde que nuestro histórico Luis Ángel Duque subiera al Lega a Segunda, pero en estos 17 años el fútbol ha cambiado… y mucho. A Luis se le ha quedado anticuado el guión: pelotazo arriba, fortaleza en defensa y jugada por bandas. Ese es el juego de los blanquiazules, el que quiera ver otra cosa que se olvide de entrar en Butarque porqué no lo encontrará. En los momentos finales del juego, se ve que Luis nos les transmite lo que en su época gloriosa como entrenador era el “pan nuestro de cada día”, el que los últimos 10 minutos ni se jugaran. Poca picaresca se ve en estos jugadores con el resultado a favor.

La táctica del mister se ha vuelto a ver hoy cuando entre García Granero, Carlos Martinez y Valleros disponían de algún golpe franco directo, sí se han visto cosas como el tiro de Carlos a escasos centrimetros del larguero o el disparo del último fichaje blanquiazul que por poco pone la puntilla, pero fuera de ahí, el resto eran balones bombeados fáciles para el portero. Cosa todo lo contrario al Alcalá, que cada balón que ponía obligaba a Raul a hacer un esfuerzo que en multiples ocasiones pudo haber acabado en las mallas y como se suele decir “cuando va tanto el cantaro a la fuente…”.

Pero como comentaba en la entradilla que el pasado no nos vale de nada ahora, nos sirve para una cosa: analizarlo y ver las diferencias. La primera de todas, los goles encajados, un lastre que lleva el Leganés toda esta 09/10. No se pueden llevar casi los mismos goles en contra a esta altura de temporada que al final de la anterior. Como comenté en la entrada de la semana pasada, solo en siete encuentros hemos dejado la portería a cero, lo que nos ha obligado que 20 partidos hubieramos tenido que meter dos goles más que el contrario, es decir 40 goles, seis menos que los que llevamos actualmente.

Segundo: nuestro centro del campo. Luis sigue confiando en Valleros y Zarandona para ese puesto a pesar de que ambos están lejos de su mejor nivel. Las alternativas, Casquero ha pasado a la defensa para tener un sitio en este equipo, García Granero no encuentra continuidad en su juego y Morato ha pagado los platos rotos del bajón del equipo.

Así llegaríamos a otro tercer punto: el castigo a los culpables. Si bien es cierto que cuando las cosas iban bien, era mérito de todos, cuando las cosas van mal es cosa de unos cuantos solo. Zarandona, Nacho, Anibal, Granero, Casquero, Negral han sido señalados como culpables y posteriormente mandados a la grada o al banquillo. Tomando esto como una hipotesis más que contrastada, Negral se marcho fuera del once en el partido ante el Sporting por “su mano” y solo ante el Puertollano (y obligado por las sanciones), volvió. Los daños: 6 goles en 3 partidos, cuando estando el leones en la zaga la media era de casi uno por partido. Ayer Casquero hizo la faltita del segundo gol y no encimó bien en el primero, ¿será también castigado?

Pero no todo fue una calamidad en los pepineros, se demostró que con un buen cambio de actitud como el mostrado en los primeros compases de juego se puede dar guerra todavía. Nacho, dio a luz un nuevo gol casi nueve meses después del último arrojando un poco de esperanza en la defenestrada delantera. Quini sigue en su estado de gracia tirando como puede del carro. Chupe y Carlos Martinez se empeñan en abastecer de centros a los artilleros. Postigo sigue creciendo día a día en el eje de la defensa y cuanto más se le pegue del caracter de nuestro capitán y “Superman” Raul Moreno, más crecerá como jugador. Por eso hay que seguir luchando, porqué esta es una de las historias que puede acabar representadas en las grandes pantallas porqué cuanto peor estemos más meritorio será nuestro exito, así que invito a todos los aficionados al Lega a ir a su butaca de Butarque, sentarse y con pipas o con cánticos ver a un Lega partirse la cara por los tres puntos y dejar de ser un equipo que roza el terror ultimamente.